3 de junio de 2013

Calas de la Serra d'Irta

Lunes 1 de abril de 2013

Lo reconozco, y creo que lo he dicho en alguna ocasión, no me gusta la playa, pero si hay una excepción, estas son las calas, me gustan, por ese nexo entre el mar y la roca, por que no están masificadas y sobre todo por que a ellas no ha llegado (todavía) la infame aberración urbanística.
Pues bien, este pasado lunes de pascua Eva y yo nos escapamos al norte de la provincia a realizar un recorrido por las calas de la Serra d'Irta, tan características de esta parte más baja de dicha sierra, un recorrido que se sale de lo habitual de lo que en el blog suelo mostrar, pero igual de gratificante.






Nuestro recorrido pascuero se inicia a la poco habitual hora de las 12:00 en las últimas calles, mejor dicho urbanizaciones, de Alcossebre, para hacer la ruta circular haremos el primer tramo de la ruta por un camino para luego regresar bordeando la costa por las calas.
Este tramo de camino aunque se hace largo, no se llega a hacer monótono y a la que te has dado cuenta, entre las vistas parciales del mar, las de la sierra y el cruzarte y intercambiar saludos con gente a pie, corriendo o en bici, ya has llegado a las calas.

La primera cala que visitamos es la Cala Argilaga, realmente bonita esta cala, y también será muy visitada en verano, puesto que prácticamente se puede acceder a ella con coche, estéticos rompeolas rocosos en donde el agua golpea con fuerza, alguna playita de piedra fina, unas buenas vistas de Peníscola, del Mediterráneo hasta donde la vista y el horizonte nos lo permiten, ¡¡¡y un vértice geodésico!!! son los atractivos de esta cala.

Luego, la parte central del recorrido costero y aunque hay tramos que se pueden evitar por sendas paralelas, se basa en ir avanzando buscando el mejor camino entre las mojadas rocas (encontramos algunas marcas de PR) de las numerosas calas, la única dificultad es intentar no resbalar y sobre todo no mojarse cuando rompen las olas si uno se acerca demasiado a "els bufadors" a ver dicho espectáculo, en verano se agradecerá el remojón, pero en estas fecha y aunque hacía calorcito, no da mucho gusto y doy fe de ello jeje.

Como notas negativas de este tramo, la cantidad de cañas de pescar que vimos, cuando habían numerosos carteles que prohibían la pesca, habría que hacer algo al respecto, ¿no?, y mencionadas las aberraciones, allí en mitad de ningún sitio aparecen los horribles (que mal gusto, por dios) apartamentos Prestige, que como su propio nombre indica no suponen nada bueno para el medio ambiente, principalmente porque lo daña visualmente...

La parte final de la ruta ya combina camino y senda y solo los abandonamos para acercarnos a las calas, en las que algunas el terreno que el mar ha ganado a la roca es realmente asombroso.
Ya llegamos al moderno faro de Alcossebre y de ahí hasta el final de la ruta seguimos el bonito paseo marítimo que nos devuelve de nuevo a Alcossebre, donde la habitual cerveza de final de ruta es sustituida por un poco habitual granizado para dar por finalizada esta poco habitual ruta...

Un saludo a tod@s!!!


Este pino nos da la bienvenida a las calas

Cala Argilaga, con Peníscola al fondo





Zoom hacia Peníscola

















Acostumbrados a encontrar vértices geodésicos en las cimas de las montañas, este nos sorprendió, había que posar en el de una forma especial, ¿no?



primavera en la costa, un lirio 

Esta no sé cual es









Muestras de como golpeaba el agua

Un "bufador"













Ancha y bonita senda







La cabra siempre tira al monte



Solitario



16 comentarios:

  1. Impresionantes vistas nos muestras Dani,merecio la pena bajar hasta esas calas con las nuves casi rozando el mar.Un saludo.Como va el concurso al mejor premio del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Juan Carlos!!!

      Al final acabé en la posición 35 en el concurso, de 140 participantes no está nada mal.
      Gracias por el comentario.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Bajo todos los años por septiembre a pasar unos días con mis padres, que van de vacaciones a Peñíscola. La visita a la Sierra de Irta suele ser un clásico y siempre salgo encantado.
    Bonito reportaje gráfico le has hecho.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jony!!!

      Pues seguramente habrás estado tu más veces que yo en la Serra d'Irta, porque yo era la primera vez que iba, y eso que la tengo relativamente cerca jejeje.
      Pues si vuelves este septiembre da un toque, podríamos hacer alguna rutita por la zona dels Ports.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Dani! Qué raro verte por esos lares. Pero como bien dices, su belleza no desdice nada a los senderos de montaña, sobre todo por su estado natural. Bellas imágenes de lo que fue seguro para vosotros un gran día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Emilio!!!

      Si, se me hizo un poco extraño cambiar por un día de medio jejeje, pero la verdad es que me encantaron estas calitas, que aunque no son muy grandes si son bonitas y están poco masificadas.
      Ahora habrá que hacer una ruta por la zona alta de la Serra d'Irta.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani:
    Pasqua està bé per anar a Irta, però a l'estiu (tot i que hi ha molta més gent) s'agraeix un bany a la mar després d'una bona ruta per la serra.
    A mi tampoc m'agraden les platges massificades, però eixes muntanyes que arriben a la mar sí. Així que ja saps, la propera ruta a Irta al Juny o al Setembre (que pots banyar-te la mar i no hi ha massa gent). Segur que trobes un "rutón" per la zona.
    Ah, i com sempre, les fotos molt bones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Xavier!!!

      Gràcies per la recomanació, ja ho havia pensat, fer una ruteta al estiu per allí i rematar-la amb un banyet al final, però em tira molt arrere la calor que pot fer mentre anem per la muntanya, a vore si aquest estiu que diuen que fará menys calor...

      Salutacions.

      Eliminar
  5. Hola Dani
    Yo también soy mas de montaña que de playa, pero esa unión natural del mar con la montaña me encanta y ese sonido del agua al golpear las rocas es algo por demás...

    Por esta razón paisajes y vistas como por ejemplo los del Peñón de Ifach son tan espectaculares...

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      De vez en cuanto hay que cambiar un poco de aires, y en este caso aires marinos jejeje.
      Está muy bien como tu dices esa unión entre roca y mar, a ver si la próxima de este tipo es en la Serra Gelada, pendiente desde hace ya un buen tiempo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola compañero, visionando el blog de Anuxa, me he encontrado con tu entrada de Irta y me he animado a escribirte; ya que yo anduve el mes pasado por allí (1 mayo). Resulta muy interesante esta pequeña sierra en la que su mayor encanto es estar acostada sobre el mar.
    Yo también tengo un blog y también he realizado una entrada sobre Irta htpp//veudelaterra.blogspot.com.
    Bueno compañero saludos y a seguir trotando montes.
    Javi Nieto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Javi!!!

      Primero que nada gracias por pasarte por el blog y comentar y ¡¡¡bienvenido a él!!!.
      Es verdad, estas sierras tan pegadas al mar tienen un encanto especial, y aquí en la Comunitat tenemos unas cuantas.
      Me paso por tu blog y me hago seguidor.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Aupa Dani:

    Vengo de Mallorca, cala tras cala y me encuentro más calas. Y parece que alguna aún sobrevive, pero se encuentran en franco peligro de desaparición. Lo de Mallorca es una pena, no va a quedar nada virgen, que la virgen les pille confesados¡¡¡¡¡¡.

    Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Fernan!!!

      Pues vaya lástima lo de Mallorca, entre esto, Matas y el duque empalmado, si, que la virgen les pille confesados... aunque esta parte de la costa que muestro en esta entrada es ya del poco que queda sin reventar aquí en el litoral valenciano.
      Supongo que en el Puig Major pillarías buen día, que el que pillamos nosotros en Urbión fue de perros.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Hóla Dani!!. Yo soy otra del club de los "secos", me tira más el monte (rios, embalses)
    que la playa, salvo rincones como el de Irta, o costas del norte ( el Atlántico....).
    Estuve hace tres años, alojada en el "Ribamar", ( magnífico camping, super-majos quienes lo llevan ), y pasé un finde muy entretenido andando entre roca, bufones y alguna mojadita de pies, ja ja.
    Las fotografías que has hecho, chulísimas, la de la foto de Eva en rollo molinillo, muy original, y en las otras que posa mirando al mar, muy bonitas!.
    A mi, que me perdonen los de VLC (capi), me gustan más, con diferencia, las costas de la provincia de Castellón, son mas abruptas!. Bonito reportaje!.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Anuxa!!!

      Pues posiblemente, antes cuando de vez en cuando me engañaban e iba a la playa jeje la que más me gustaba era la playa de las Fuentes de Alcossebre con esos agujeros que te engullían y su agua dulce.
      Pues como estarán las costas de Valencia para que te gusten más estas de Castellón, si a mi me parece que están todas super-reventadas, en fin, esperemos (y toquemos madera) para que nos nos revienten los montes que tanto nos gustan.

      Un saludo.

      Eliminar