8 de abril de 2017

Serra de l'Aixortà: Morro Blanc (1085 m.) - Morro Blau (1125 m.) y Penya Alta de l'Aixortà (1219 m.)

Sábado 25 de marzo de 2017

Damos la bienvenida a la primavera yéndonos a uno de nuestros destinos favoritos, las montañas alicantinas. Hoy visitaremos por primera vez l'Aixortà o Xortà, una sierra que nos había llamado la atención en anteriores visitas a esta provincia. Esperábamos mucho de l'Aixortà y no nos defraudó, ya que encontramos allí todo lo que se espera de una buena ruta de montaña; distancia, desnivel, dureza, bonitos paisajes y unas vistas espectaculares. ¿Os venís con Laia y conmigo a pasar una jornada esta sierra de la Marina Baixa?.






Nos hemos venido hasta la población de Bolulla, que es donde arranca, cuesta arriba desde el principio, la excursión de hoy. Aquí el cultivo rey es el níspero, y entre ellos, por caminos agrícolas, discurren los primeros compases de la ruta, hasta que encontramos un sendero que nos introduce en un pinar, por el que nos iremos acercando hasta el Barranc de les Pomeretes.


Bolulla, Marina Baixa, 218 metros sobre el nivel del mar, 412 habitantes y punto de inicio y final de la excursión de hoy.

Estamos en Alacant, y aquí manda la caliza, nos fijamos en la Penya del Castellet, bajo la que pasaremos a la vuelta.

Y enseguida aparece, siempre a nuestras espaldas en la subida, una de las principales protagonistas del día, la Serra de Bèrnia, ya os anticipo que la vais a ver en muchas fotos en este repor.

También vemos por primera vez la Serra d'Aitana, que veremos mejor luego desde las cimas.

Y esta es la sierra que vamos a recorrer hoy, l'Aixortà.


Dejaremos el barranco y una llamativa aguja llamada el Frare a nuestra izquierda y viendo en todo momento la primera cima de hoy, el Morro Blanc, y la espectacular Cova del Caro empezaremos a remontar, rumbo N, mediante unas bonitas lazadas hacia el collado occidental de la Penya de l'Or, aunque no llegaremos a él, sino que nos encaminaremos, rumbo NO ahora, hacia la Foia Roja primero y la Foia de Sellés después.


El Frare, en el Barranc de les Pomeretes, pero, ¿qué es lo que hay en lo más alto?.

Con el super zoom de mi nueva cámara salimos enseguida de dudas.

Así vemos el Frare desde la rampas de las laderas de la Penya de l'Or.

El bosque camufla la exigencia de la subida, entre algún claro vamos divisando el Morro Blanc, cima a la que nos dirigimos y la ladera por la que subiremos. Vemos también el peñasco que alberga la Cova del Caro.

Cova del Caro.

Aparece también por primera vez, a la izquierda de la imagen, la joya de la corona de las montañas alicantinas, el Puig Campana, con todos sus escuderos: Sanxet, Cabal, Carrascal y Penyó Roc.

Ya que el camino nos lo ofrece nos tomaremos un respiro aquí. Nos espera una exigente subida al Morro Blanc.

Penya de l'Or en primer término, y detrás Bèrnia.

El "Cervino" de la Marina Alta.

Preciosa estampa de esta bellísima sierra alicantina.

Miramos ahora hacia el Pas Tancat, por el que discurre el Riu Bolulla, al fondo el Coll de Rates.




En la Foia de Sellés se nos abrirá una bonita vista de la Cova del Caro y del Barranc del Negre, por el que según el mapa remonta el sendero que llevamos, pero también traíamos un track de Moskys, y este subía de forma más directa al Morro Blanc, las dos ofertas son tentadoras, y al final me decanto por la segunda. Empezamos a seguir un senderillo menos claro que el que llevábamos, aunque de momento bien resaltado por hitos, digo de momento por que estos irán siendo cada vez más escasos, y el sendero se irá difuminando hasta que prácticamente nos estaremos marcando un campo a través en toda regla. La subida es física, incluso diría que penosa en algún tramo, creo que hubiese sido mejor elección subir por el Barranc del Negre, pero este esfuerzo nos será recompensado con unas brutales vistas, a nuestras espaldas, de la espectacular Serra de Bèrnia.


Barranc del Negre, por el que sube el sendero que llevamos.

Caliza por doquier, espectacular Cova del Caro.

Optamos por subir de forma más directa al Morro Blanc, el Puig Campana no nos quitará ojo.

Subida muy exigente físicamente.

Me ratifico en la comparación anterior.


Alcanzamos la caliza cima del Morro Blanc, cota más oriental de la cuerda cimera de esta Serra de l'Aixortà, y por ende un extraordinario mirador de montañas y sierras pegadas al litoral alicantino: Segaria, Montgó, Serra de Ferrer, Bèrnia, Serra Gelada, Puig Campana, Aitana... la infame Benidorm...
Seguimos hacia la siguiente cota del cordal, el Morro Blau, en la que hay un observatorio forestal y un vértice geodésico, y unas vistas casi calcadas a las de Morro Blanc.


Tras una dura subida alcanzamos la cima del Morro Blanc.

Morro Blanc, 1085 metros. Primera cima del día.

Toca repaso de vistas, Aitana.

Acercamos con el zoom su cima "secuestrada".

Coll de Rates y el descomunal Montgó.

Bèrnia, como no.

Me tiene hipnotizado esta perspectiva de Bèrnia.

Puig Campana y la Vall de Guadalest, que se abre al Mediterráneo.

Puig Campana...

...será cuestión de volverle a hacer una visita y volver a catar su dureza.

Cordal de l'Aixortà, con el Morro Blau y la Penya Alta.

Dentro de un rato estaremos allí arriba.

Pero antes hacemos una parada en la cima del Morro Blau, 1125 metros.

Serra Gelada, qué guapos son los acantilados de su vertiente marina.


Un carril recorre la parte alta de esta sierra, por él nos aproximaremos a nuestro siguiente y principal objetivo, la Penya Alta, pronto se nos muestra, elegante roca caliza, con una extensa planicie a sus pies, bajamos a ella y empezamos a remontar, camino de un portillo, atractivo paso natural a la vertiente norte de la sierra. Allí parte el escabroso sendero por el que ganaremos la cima de la Penya Alta de l'Aixortà, cima con ambiente muy alpino y unas vistas espectaculares, a las ya mencionadas en el Morro Blanc se le sumarían otras como Mondúber, Serra del Cocoll y sobre todo la magnífica Serrella. Una gran cima esta, habían sido más de 1000 metros de desnivel desde Bolulla y había que saborearla...y aún nos quedaba por descubrir su cara norte.


La Penya Alta aguarda nuestra llegada.

Poco a poco nos vamos aproximando a ella. Laia aprovecha un sombra para tomarse un respiro.

El llano, en el que seguramente antaño se cultivaría, que hay a los pies de la Penya Alta nos llama sobremanera la atención.

Aparecen más nombres ilustres, la Mallada del Llop y el Pla de la Casa, en la vecina Serrella.

Paso natural de una vertiente a otra de la sierra, punto donde se inicia la subida definitiva a la Penya Alta..

Una "Hourquette" que dirían en los Pirineos franceses.

Vistas durante la subida.

Aquí de forma panorámica.

Penya Alta de l'Aixortà, 1219 metros.

Una cima bonita de veras, y con unas vistas brutales.

Visualizamos desde aquí la práctica totalidad del camino que haremos de bajada.

Mallada del Llop, seguimos con las comparaciones, el "Pedraforca" de la Serrella, y el Pla de la Casa.

El Mondúber.

Serra de Segaria.

Penya del Castellet y Pas Tancat, al fondo la Serra del Ferrer.

Desde la cima se aprecia mejor la extensión de este llano de altura.


Bajamos al portillo y lo cruzamos para pasar a la vertiente contraria, en la que descubriremos que la Penya Alta es mucho más imponente. Transitamos por una bonita zona de umbría y enseguida llegamos al coqueto refugio libre de la Font dels Teixos, el cual nos alegramos de encontrarlo tan sumamente limpio. Buen sitio este para comer. Como la mesa que estaba al sol se encontraba ocupada por unos excursionistas nos disponemos a comer en el interior del refugio, pero amablemente me ofrecen sentarme a comer con ellos. La situación resulta de lo más curiosa, un alemán, un inglés y dos francesas, mediante un batiburrillo de idiomas logramos tener una animada conversación, y pasar un agradable rato de reposo.


Hemos pasado a la vertiente norte de la sierra, atravesamos esta zona de umbría.

Grieta vertical en la Penya Alta.

En esta zona de umbría esta la Font dels Teixos, donde a parte de dicha fuente encontramos este refugio libre.

No es muy común encontrar en el País Valencià refugios libres, y que estén tan bien conservados menos aún.


Tras la comida nuestra más inmediata misión pasaría por localizar el sendero que baja junto al Barranc de la Serra para empezar a enfilarnos hacia Bolulla. Hasta dar con él haremos un laberíntico eslalom por carriles, senderos, atajos de curvones, trochas animales y campos a través...imprescindible gps en este tramo...siempre con una permanente visión de la belleza desplomada de la cara norte de la Penya Alta.


Ya os había advertido sobre la vertiente norte de la Penya Alta.

Fijaos que preciosidad.

Compitiendo en belleza con Bèrnia. Duelo igualado, ¿verdad?.

Esta primera parte del descenso será un monográfico total de la Penya Alta.

Conforme iremos alejándonos de ella descubriremos las pedreras que hay a sus pies.

Prendado totalmente de esta montaña, aunque tratándose de montañas alicantinas, yo como los marineros, un amor en cada puerto.

Pero no solo tenemos ojitos para la Penya Alta, también nos seduce la Serra del Ferrer. Abajo el collado al que nos dirigimos, a los pies de la Penya del Castellet.


Justo en la cabecera del barranco encontramos la Costera del Racó, así es conocido este sendero, que evidentemente tomamos en sentido descendente, dejando siempre el fondo del Barranc de la Serra, que separa geográficamente las sierras de l'Aixortà y la del Racó Roig, a nuestra derecha. El camino no tiene desperdicio, mirando hacia delante no perderemos de vista Bèrnia ni la Penya del Castellet, que es a donde nos dirigimos, y mirando atrás se nos irá ocultando, poco a poco, la silueta de la Penya Alta.


Bajando por la Costera del Racó, la Penya Alta no nos pierde de vista.

Barranc de la Serra, que un poco más adelante confluye con el Barranc del Negre..

La bella Serra de Bèrnia, con el Penyot d'Orenga, Bèrnia, l'Aspre y la Campana.

Nos vamos despidiendo de la Penya Alta.



Acabamos llegando al Collado de Garx, a pies de la imponente peña, Penya del Castellet, sobre la que están asentadas las ruinas del Castellet de Garx. En este punto tomaremos el PR-CV 49 y ya no lo soltaremos hasta llegar a Bolulla. Entre medias tramos de sendero, otros de asfalto, otro por el interior de un barranquete y unas fantásticas vistas de las espectaculares paredes de la Penya del Castellet y del desfiladero, el Pas Tancat, por el que discurre el Riu Bolulla. Otro paseo entre nísperos nos devolvería a las calles de Bolulla. Ahora nos esperaba un largo regreso a casa, que como siempre que venimos a Alacant hicimos en ese estado de euforia, que luego nos dura unos cuantos días más, en el que siempre nos deja sumergidos el haber pateado montañas alicantinas.

Un saludo a tod@s.


Llegando al Collado de Garx, con la Penya del Castellet.
Sobre ella se alza el Castellet de Garx.

Aquí lo tenemos, bueno, más bien sus ruinas. Emplazamos su visita para otra ocasión.


De momento nos deleitaremos con las espectaculares calizas sobre las que se levanta.
Ahora sí, nos despedimos de la Penya Alta, también lo hacemos del Morro Blanc, primera de las cimas ascendidas en la jornada de hoy.

Volviendo a la Penya del Castellet empezamos a intuir como un desfiladero.

Es el Pas Tancat, por entre esos dos paredones discurre un tramo del Riu Bolulla o de l'Algar.

Será cuestión de en un futuro buscar alguna rutita por esta zona tan espectacular.

Tampoco estaría mal volver a Bèrnia, sobre todo a subir a la cima de l'Aspre, en la que no hemos estado..

Últimos compases de la ruta, entre nísperos y limones.

Bolulla y la furgo de nuevo a la vista, finalizaba esta espectacular ruta por l'Aixortà.




  • Longitud del recorrido: 17,3 kilómetros.
  • Cota mínima: 218 metros (Bolulla).
  • Cota máxima: 1219 metros (Penya Alta de l'Aixortà).
  • Desnivel acumulado: 1132 metros, tanto en ascenso como en descenso.



14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Aupa Fernan.

      Así es, siempre con un gran sabor de boca nos han dejado las montañas alicantinas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Otro rutón de los imprescindibles en la inagotable montaña alicantina. Mis compis de Rocacoscolla se la merendaron durante mi paréntesis montañero por lo que ya me las ingeniaré para hacerla, y más después de ver tu crónica. Preciosas fotetas con tu nueva cámara. El zoom parece que funciona ¡eh!. Bueno Dani, a disfrutarla y a seguir compartiéndolas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Seguro que te encanta l'Aixortà, y seguro que le buscas alguna alternativa "made in Sube y Baja" jeje, por dar ideas...https://vaigapeu.blogspot.com.es/2016/11/la-aixorta-per-la-cova-el-caro-el-forat.html

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    Que bonita está Alicante con ese verde tapizando la parte baja, como se nota las lluvias. Y de la parte alta caliza siempre impresionante, mires a la montaña vecina que mires. Por ahí hay unas cuantas muy apetitosas. Eso si, ruta para lucir buen zoom y ahí está, sacando unas fotos cojonudas.

    Un abrazo (Toni)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      La verdad es esa, en las cimas no sabía para donde mirar, porque todas las montañas que se divisaban me fascinaban, tanto por su silueta como por los recuerdos de los buenos momentos vividos en las que ya había estado. Pero he de reconocer que Bèrnia me tiene hipnotizado y tenía más ojitos para ella que para las otras jeje. A ver si en un futuro podemos subir alguna montaña alicantina juntos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hello Dani!!

    Xortà o Aixortà, que más da. Para mi la gran sierra, a la sombra de Serrella y Bernia, pero quizás con un punto de soledad que aquellas adolecen.
    Recuerdo cuando fui con Tere y porteábamos la tienda, y al llegar al refu (no sabía de su existencia) ¡zas! abrimos la puerta y hala, a dormir dentro, que bueno.
    Se nota que le sacas partido a la cámara, jejeje.
    nada Dani, a seguir gozando se esas sierras alicantinas que tan buenos momentos nos deparan.

    Mucho monte y Xortà forever!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Sin duda, a la altura de las más grandes, y más conocidas, sierras alicantinas esta Aixortà, y con ese punto extra de tener ese refugiete en sus laderas, que como te comenté en facebook ofrecería la posibilidad de una super travesía Bèrnia-Xortà-Serrella, la Marina Alta Extreme jeje.
      Cabeçó d'Or, Maigmó, Penya Migjorn, Penyó Divino...son muchas montañas alicantinas apuntadas en la agenda...Puig Campana, Bèrnia, Serrella...otras a las que me gustaría volver...y luego otras que vas descubriendo durante las rutas, en este caso me llamaron la atención la del Racó Roig y la del Cocoll.

      Un saludo!!!

      Eliminar
  5. Hola Dani!!!

    Vaya pasada de ruta que os habéis marcado Laia y tu, tanto por su dureza como por su belleza.
    Que gozada poder tener tan cerca esas montañas calizas con esas formas tan espectaculares.
    A ver si me animo y pillo unos días de vacaciones para disfrutar de esa zona desconocida para mi.
    A seguir dándole caña a la montaña!!!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      El Puig Campana me susurraba tu nombre...jeje. Pues cuando te hagas el ánimo de bajar a Alicante por opciones no será: el mencionado Puig Campana, Bèrnia, Montcabrer, Serrella, Aixortà, Serra Gelada...necesitarías un mes de vacaciones jajaja.
      Pues realmente tan cerca tan cerca no tenemos las sierras alicantinas, esta Aixortà, por ejemplo son dos horas y cuarto ir y otras dos horas y cuarto volver, pero ya sabes, sarna con gusto...jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Dani...
    Bueno,poniéndome al día,que ya veo que has estado en el Ave...jejeje.
    Magnificas como siempre las montañas alicantinas.Justo una semana después anduvimos por el Maigmó...
    Pues no se que variante seguiré,cuando hagamos el V.G. del Morro Blau,pero veo que hay muy buenas opciones y es curioso lo de los vértices,que muchas veces no están en el punto mas alto,como en este caso que la Penya Alta tiene casi 100 metros mas que el Morro Blau.Magnificas vistas,miraras hacia donde miraras,pero esa imagen de Bernia,destaca sobremanera,ya que al menos yo casi siempre la he visto mas lateral y quizá su cima no destaca tanto...
    Vaya sorpresa con el refugiete,así da gusto...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Sí, estuvimos en el Ave, y la semana siguiente en el Ropé, vamos tachando cimas de las imprescindibles jeje. También era imprescindible esta Aixortà, como bien apunta Javi no ta conocida como sus vecinas Bèrnia y Serrella pero al mismo nivel de espectacularidad, mucho más solitaria y con ese refugio que puede dar mucho juego a la hora de planear cositas por allí.
      Creo que cualquier opción que elijas para subir al V.G. del Morro Blau es buena, ya que desde Castell de Castells la ruta también tiene muy buena pinta, eso sí subáis de donde subáis la Penya Alta tiene que ir en el pack si o si, una montaña espectacular.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Hola Dani! Disfrutando de las alicantinas sierras que tanta similitud guardan (salvando las distancias, claro está)con cimas pirenaicas. Una pena que, en mi caso, nos cueste bajar tanto a Alicante por distancia. Es evidente que guarda preciosas y espectaculares sierras que nada tienen que envidiar a otras. Este es un claro y bello ejemplo de lo que digo. Pues eso, enhorabuena por tan magnífica ruta (rutón). La travesía que propones sería una bomba, pero ahí queda la propuesta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Es que a cada ruta que hacemos en Alicante solo hace que crecer nuestro amor y pasión por estas calizas sierras. Cierto también lo que apuntas sobre la distancia, que nos frena en cierto punto a visitarlas más a menudo, y es quizás esa otra razón, por que las visitamos a cuentagotas, por la que el disfrute en ellas es mucho mayor. Espectaculares las sierras alicantinas, cada una con diferente personalidad.

      Un abrazo.

      Eliminar